¿Qué hacer?

¿Qué hacer cuando lo único que te queda es contener esa lluvia que te ahoga por dentro? ¿Y cuando ya no está esa mano que apretar y deja de ser siempre verano? Cuando te quedas con las ganas de vivir, pero sabes que no es posible hacerlo, ¿qué haces entonces?

El nudo en la garganta te quema, pero no puedes dejar de sonreír frente al mundo. La voz se quiebra en tus pensamientos, pero suena fuerte al salir por tu boca. Y te das cuenta de que eres la persona adecuada en el momento equivocado, y nada puede cambiar eso.

¿Qué hacer cuando ves el aliento dibujar suspiros en el aire de invierno? ¿Y cuando notas que tus fuerzas flaquean intentando alcanzar el aroma de su piel? Cuando lo ves partir con un simple adiós o un hasta mañana que jamás existirá, ¿qué haces entonces?

Bajad el telón y apagad las luces, para que pueda llorar sin miedo a ser vista. La ópera ha terminado. Siempre acabo haciendo lo que es mejor para todos. Y esta vez no me apetece hacerme la fuerte, porqué ya no me queda motivo por el que mantener mi orgullo frente a ti. Ni voy a lamentarme, porqué no tengo nada de lo que arrepentirme. Simplemente voy a reconocer, que te he perdido sin siquiera haberte tenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.